"> "> ">
19/Nov/2017 : Villahermosa, Tabasco : 23°C   Despejado

Premio Nacional de Periodismo 2013

15/Abr/2016 | Por:

NOTA INFORMATIVA
Jesús y Emmanuel Alejandro Sibilla Oropesa
Telerreportaje

Los excesos de Granier
14 y 15 de Mayo de 2013



Visitar sitio


Trabajo Presentado




Justificación:
Andrés Rafael Granier Melo fue gobernador de 2007 a 2012. Durante su sexenio se esmeró
en mostrarse siempre como cercano a la gente. No obstante, recibió constantes señalamientos de malos manejos de recursos públicos y, paralelamente, falta de obras y desarrollo.

Incluso, su gobierno inició programas sociales que luego desapareció. A fines de su gestión
se hicieron evidentes los problemas, sobre todo en el sector salud, donde no había ni medicinas en los hospitales. El sector estuvo a punto de colapsar de no ser por la intervención del gobierno federal. También se conocieron cifras reales de la deuda estatal que ascendía, según cálculos de la nueva administración, a unos 20 mil millones de pesos, muy superiora los casi 3 mil millones reportados oficialmente por la administración granierista.

En julio de 2012 hubo elecciones en Tabasco y el PRI, el partido de Granier, por vez primera, perdió la gubernatura. Aún como gobernador, Andrés Granier había dicho públicamente que luego de terminar su gestión seguiría viviendo en Tabasco. Sin embargo, desde días antes de que terminara su periodo de gobierno ya no se le vio en la entidad tabasqueña; tampoco se supo nada de él en los meses subsecuentes.

Fue hasta el 14 de mayo de 2013 cuando se conoció otra cara del gobernador, un rostro que sorprendió por tratarse del hombre que estuvo al frente de la administración pública estatal durante años en que constantes inundaciones devastaron al estado.

Ese día, el programa radiofónico Telereportaje —fundado en 1958— presentó una nota sobre “los excesos de Granier”. Se trató de grabaciones en las que se escucha al ahora ex gobernador en estado etílico, presumiendo que posee 400 pares de zapatos,300 trajes y mil camisas, además que hace compras en “lo mejor de Los Ángeles”, en tiendas exclusivas de Hollywood “donde compran sólo la realeza y las estrellas como Julia Roberts” y en la Quinta Avenida de Nueva York. En otro momento Granier fanfarronea sobre sus paseos constantes a Miami, Los Ángeles y Cancún, y también revela que “me empedo porque me siento bien”. La grabación que Telereportaje consiguió e hizo pública, se realizó presuntamente luego de una boda familiar en octubre del año 2012, a solo dos meses de que Andrés Granier dejara el poder. El 15 de mayo de 2013, Telereportaje dio seguimiento a la nota al presentar una segunda parte de la grabación donde se escucha a Granier decirse preocupado sobre cómo lo tratarían los tabasqueños en la recta final de su gestión.

Esta nota del 14 y 15 de mayo difundida en Telereportaje fue definitoria para la situación que vive actualmente el ex gobernador de Tabasco. El audio y fragmentos textuales de esa grabación fueron difundidas a todos los medios a nivel estatal, nacional e internacional. Y fue fundamental para la reaparición pública de Granier y su posterior regreso al país. Y es que el 15 de mayo, unos minutos después de que Telereportaje difundiera la segunda parte del audio, el propio Andrés Granier se comunicó vía telefónica a Telereportaje para aceptar su voz pero negar sus dichos. “Lamento profundamente la manera que me expresé en la grabación, estaba muy pasado de copas y alardeé de lo que no era”, dijo en un primer momento. Y reiteró: “Me da rabia, pero sí lo dije porque estaba muy pasado de copas, pero nada de eso es cierto”. A partir de entonces Andrés Granier se volvió localizable y unos días después concedió una entrevista a una televisora nacional donde anunció que regresaría al país. Cuando lo hizo, fue aprehendido y actualmente está recluido en una cárcel del Distrito Federal aunque bajo supervisión médica. En Tabasco lo esperan las autoridades estatales que lo acusan de diversos delitos, entre ellos, uso indebido del servicio público.


Los excesos de Granier. Mayo 14 2013
(Versión Estenográfica)


Emmanuel Sibilla: A finales del año pasado Tabasco estaba enfrascado en una crisis de la que no se ve aún señas de poder salir librados de todo, un desarrollo económico paralizado, el sector salud colapsado y muchos conflictos sociales más que al término del sexenio se vieron reflejados en marchas, paros y bloqueos en todo Villahermosa.

Mientras todo esto se gestaba en el estado que aún gobernaba Andrés Granier Melo, este vivía sus últimos días como mandatario estatal de la mejor manera posible. Así lo admitía él mismo en pláticas con sus cercanos en las que incluso presumía lo bien que le gustaba vestir y los muchos viajes que realizaba al extranjero. Tal y como trascendía era gobernador y se confirmó meses después una vez que dejó su cargo, Andrés Granier frecuentaba las zonas más exclusivas de Estados Unidos y disfrutaba de grandes lujos de los que muchos tabasqueños al día de hoy están lejos de aspirar.

Los refinados gustos del ex gobernador por los zapatos y su interés por vivir bien fueron evidenciados en una plática que tuvo con amigos y que fue captada por una persona que compartió el audio de dicha conversación con Telereportaje.

La persona que solicitó el anonimato pero que se identificó plenamente con la VT, confirma que la plática del entonces mandatario con sus allegados habría tenido lugar en la Ciudad de México la noche del miércoles 17 de octubre del 2012 en lo que podría ser la fiesta de una boda. A menos de tres meses de dejar el cargo de gobernador y con diversos problemas enfrente.

En la conversación, Andrés Granier estaría aparentemente algo pasado de copas y acompañado por su hijo Fabián, quien le secunda con comentarios de la historia propias de la familia Granier Calles y sus experiencias en la unión americana donde gastaban grandes sumas de dinero. En la plática, el químico platica con alguien a quien llaman “el ruso” y con quien expone detalles de su vida en el extranjero. Aquí un primer momento de las palabras de Granier y su fascinación por los zapatos costosos y en donde aparecen nombres de personas como Norma Cárdenas, entonces directora del Instituto de Cultura del estado y de Margarita Zavala, la esposa del aún presidente Felipe Calderón.

Andrés Granier: Ese día llego a Villahermo-- llego a Tabasco y le digo ¿Qué crees mi amor? el ruso trae unos zapatos más bonitos que los míos y los míos los compré en Rodeo..
Fabián Granier: en la tienda de Rodeo Drive 11
Andrés Granier: ¿te acuerdas cuando compre mis zapatos en rodeo Drive y te dije los del ruso son más bonitos que los míos? ¿Te acuerdas?
Fabián Granier: Eran parecidos, ¿no? o igual..
Andrés Granier: (inaudible) Tú no sabes, un día, un día vengo a México y te los voy a, los voy a poner...
Fabián Granier: (inaudible)
Andrés Granier: traigo... voy a Rodeo Drive a un… voy a Miami… A Los Ángeles
Fabián Granier: A Los Ángeles, Beverly Hills..
Andrés Granier: y voy a Beverly Hills, voy a (inaudible) unos zapatos y a… Rodeo Drive.. a lo mejor de los Ángeles, a Hollywood y me compro unos putos zapatos y estaba, mi mujer estaba con la mujer de
Fabián Granier: con la Maestra Norma Cárdenas
Andrés Granier: y la esposa del presidente
Fabián Granier: y Doña Margarita que nunca fuimos al Museo
Andrés Granier: estaba yo...
Fabián Granier: Bueno, no fuimos al museo
Andrés Granier: Llegamos al museo y saludamos a doña Margarita
Fabián Granier: Zavala
Andrés Granier: Zavala…
Fabián Granier: una exposición de mundo Maya...
Andrés Granier: y en la noche vamos al hotel, Rodeo Drive que es Hollywood...
Fabián Granier: lo más exclusivo de Los Ángeles,
Andrés Granier: lo más exclusivo de Los Ángeles, Hollywood donde van todas las estrellas.
Emmanuel Sibilla: Con el personaje que al parecer es de plena confianza suya, el químico polemiza por la compra de unos zapatos muy costosos y que adquirió en una visita a la famosa Quinta Avenida.
Andrés Granier: Vamos a Saks de la 5a Avenida
Fabián Granier: y nos quedamos en el hotel donde filmaron “Pretty woman” con Julia Roberts, ahí nos quedamos
Andrés Granier: le digo a ese cabrón, mi mujer me dice me voy al hotel y vamos luego a cenar y acompáñame
Fabián Granier: Vámonos de shopping
Andrés Granier: nos vamos caminando le compra él una bolsa a su ex mujer yo nada que comprar a la mía y nos vamos a SaKs de la quinta avenida y me compro unos zapatos... 600 dólares
Fabián Granier: 650 dólares
Andrés Granier: le digo a él, cómprate...
Fabián Granier: 8 mil pesos
Andrés Granier: 8 mil, vengo a México y tu traes unos zapatos primos hermanos
Fabián Granier: No iguales pero...
Andrés Granier: Primos hermanos. Los voy a volver a poner, a ver si... yo los tengo todavía… Primos hermanos. Te los veo, te veo, siempre que vengo te veo, te veo a ti, lo veo a usted, veo a Arturo, los demás no los veo pero te veo bien, y te veo los pies, puta, mis zapatos, 8 mil. 12
Emmanuel Sibilla: La conversación lleva al ex mandatario a hacer un recuento del extenso número de pares de zapatos que posee.
Andrés Granier: Yo pagué, fácil, fácil, 170 dólares en zapatos, 5 mil pesos, 6 mil
Fabián Granier: No, 2 mil y pico de dólares
Andrés Granier: Doscientos setenta dólares
Fabián Granier: son 3 mil y cacho de pesos
Andrés Granier: 4 mil pesos
Fabián Granier: no, es más…
Andrés Granier: me los voy a poner…
Fabián Granier: es más que eso…
Andrés Granier: la próxima vez que venga los voy a traer y los va a ver, tengo unos parecidos … sí… oye…
Fabián Granier: tienes unos negros y unos cafés, son casi iguales…
Andrés Granier: unos no los encuentro los debo de tener aquí, no los encuentro… los de Villahermosa ya los encontré, igualitos a los de él
El Ruso: ¿qué número calza señor?
Andrés Granier: Seis y medio
El Ruso: tons no me quedan (inaudible)
Andrés Granier: te quedan los míos, te quedan, (risas)
Emmanuel Sibilla: De los zapatos, Granier pasó a hablar de su exclusivo y extenso guarda ropa que tenía repartido en sus casas de la Ciudad de México, Villahermosa, Cancún y Miami. Además, pensando en su futuro y su vida fuera de Tabasco, el aún mandatario explicó a su amigo la solución para no llevarse todos sus atuendos a donde pasaría su vida después de su gestión:
Andrés Granier: ¿Te quedaron mis trajes?
El Ruso:
Andrés Granier: te van a quedar mis zapatos porque los voy a sacar a remate…
Fabián Granier: ¿ah sí?
El Ruso: ¿Qué número calza?
Andrés Granier: No zapatos no, trajes…
El Ruso: Yo calzo 7, 7 ½
Andrés Granier: no, trajes, camisas, pantalones, mire no tengo… no tengo a dónde llevármelos…
El Ruso: sí, yo se…
Andrés Granier: no tengo…
Fabián Granier: traélos para acá, acá los recibimos (inaudible)
Andrés Granier: les voy a traer un poco… le digo a él, le digo a él… pasado mañana voy a bajar… pero se lo tienen que poner como la cenicienta y le tiene que quedar… el que le queda, se lo lleva.
Emmanuel Sibilla: Mientras explica su estrategia para rematar su ropa, Andrés Granier saca a colación detalles de toda la ropa que conforma su armario personal. Habla de por lo  menos 400 pares de zapatos, 400 pantalones, 300 trajes y mil camisas.
Andrés Granier: No lo quiero, ¿por qué no lo quiero? porque tengo 400 pares de zapatos, 300 trajes, mil camisas, mil tenis. ¿por qué las tengo? no crea que por ser precioso, sino porque me gusta y las cuido
Fabián Granier: pero todas estan ordenaditas, planchaditas
El Ruso: (inaudible) bueno, yo, con todo respe--
Andrés Granier: a usted mi ropa no le queda, pero le digo a él le puede quedar
El Ruso: No pero yo las camisas
Andrés Granier: te digo algo, me lleve ropa a Miami, me lleve ropa a Cancún, me lleve ropa a mi casa y me queda y me queda 500,
Fabián Granier: más de la mitad
Andrés Granier: 400 pantalones, 400 zapatos, la voy a rematar para que se la lleven, pero se la tienen que probar, al que le quede que se la lleve.
Emmanuel Sibilla: Todo ello, lo llevó a auto describir su forma de vestir cuando visitaba Tabasco, la imagen del gobernador de “pueblo” y “cercano a la gente” que siempre presumió, él mismo la catalogó como unas “fachas” muy distinto a lo que vestía cuando estaba en la capital del país o en el extranjero.
Andrés Granier: Mi talla un poquito antes de que fuera delgado es M, esa me quedan a mi, no tienen ahorita antes de irme a mi casa, hoy mande a mi casa 100 camisas, 20 pantalones, me quedan 500 camisas 100 pares de zapatos porque me gustan, aquí me visto bien y en Tabasco ando hecho una facha
Fabián Granier: la verdad, no
Andrés Granier: muy de vaquero
Fabián Granier: pero de vez en cuando se pone unos jeans, de vez en cuando se pone un pantalón formal.
Emmanuel Sibilla: En la última parte de la plática que le presentaremos hoy, Granier habla de una boda a la que asistió cerca de esa fecha en el estado de Querétaro y donde también habría “pasado un buen rato”, celebrando y tomando algunas copas.
Andrés Granier: Me encanto la boda, me encantó el lugar, me encantó la boda religiosa, me fascinó con quién me sentó, me gustó la comida, te prometo que fui porque lo quiero, y me quedé porque me sentí a toda madre… (inaudible) me empedé, me empedé (risas) quien haya sido el que me sacó, ¿yo le digo dónde está el Ruso? ¿dónde está Reck? que se vengan a sentar acá, están trabajando, ay que no mame comandante, pero son escoltas (inaudible) me empedo y me quedaba lejos el baño, me empedo ¿por qué me empedo? porque me siento bien, me siento contento, me siento relajado, desgraciadamente me siento bien.
Emmanuel Sibilla: Desgraciadamente me siento bien dice Andrés Granier, mañana, mañana en Telereportaje le presentaremos una segunda entrega de la conversación del entonces gobernador que refleja otra parte de sus pensamientos a tan sólo días de dejar su puesto y pese a todos los conflictos que heredó a la entidad.
Chuy Sibilla: Gran profundidad en esta charla.

Los excesos de Granier. Mayo 15 2013
(Versión Estenográfica)


Emmanuel Sibilla: Ayer transmitimos algunas de las reflexiones de Andrés Granier a unos días de dejar la gubernatura en una plática de amigos, y que en gran parte hacía referencia a su lujosa vida, sus posesiones y viajes. Hoy en la segunda parte que le presentaremos, el entonces mandatario admitió preocupaciones sobre cómo lo tratarían los tabasqueños en la recta final de su gestión; en el audio que escucharemos a continuación, que es parte de la plática que se reprodujo ayer en Telereportaje, el químico siguió con su diálogo con “el Ruso” y que en confianza le admitió haber sentido cierta preocupación en su último 15 de septiembre al encabezar la celebración del grito de independencia en Plaza de Armas, razón por la que no invitó a amigos a dicha celebración, entre otros uno que identifica como un comandante.
Andrés Granier: lo invito a ir el 15, tu sabes que estábamos en problemas (inaudible)… le digo al general, le digo al comandante, comandate perdóname no te puedo llevar a Villahermosa, por tal y tal cosa. Hay apego, tu sabes. Yo salgo al balcón preocupado, yo había invitado al comandante y a su amigo, y me interesa.
Fabián Granier: (inaudible)
Andrés Granier: Lenón… O sea que el general… El comandante Lenón.
Emmanuel Sibilla: El comandante Lenón, así lo refiere Andrés Granier
Chuy Sibilla: De nombre o…
Emmanuel Sibilla: es lo que menciona. Tras una plática sobre el comandante en mención, el aún mandatario le preguntan si pasaría navidad en Villahermosa o estaría fuera para la fecha. Como se supo con el paso del tiempo Granier salió de Tabasco aproximadamente el 27 de diciembre, aún sin haber concluido su mandato, por esas fechas trascendió una versión de que el aún mandatario habría realizado una comida con sus allegados en la Ciudad de México, lo que también se confirmaría en el audio.
El Ruso: con todo respeto ¿Navidad va a pasarla en Villahermosa?
Fabián Granier: Navidad sí
El Ruso: Para ver si (inaudible) para la cena
Andrés Granier: no…no. Yo voy a invitar una ce…, una comida aquí a ustedes, no quiero que se diga nada, yo la voy invitar a ustedes, a todos. A mi no me gustan las despedidas.
El ruso: No nos estamos despidiendo, señor.
Emmanuel Sibilla: Podemos entender que son empleados o colaboradores de Andrés Granier.
Chuy Sibilla: Pero además cómo habla…
Emmanuel Sibilla: El equipo, puede ser de parte del equipo, suponemos, esto no tenemos la certeza que puede ser el equipo que lo cuidaba en la Ciudad de México.
Chuy Sibilla: No nos estamos despidiendo, señor…
Emmanuel Sibilla: Cuando llegaba a la ciudad de México, efectivamente. Podríamos entender que era parte de su escolta, con la que estaba conviviendo Andrés Granier, esto es una suposición, no tenemos la certeza, los nombres de los personajes, bueno pues, “El ruso”, “El Comandante” pues refiere a los motes que se le dan a los escoltas de los funcionarios, así que, bueno, en este caso pudiéramos pensar que se trata de una convivencia entre gente que custodiaba, que cuidaba a Andrés Granier. Tras algunos momentos en que es imperceptible lo que sucede, apareció el nombre de una persona a la que sólo se refieren como “Andrade”, hubo un cuestionamiento corto de Granier a su acompañante para saber si alguna vez platicó con él, luego la plática es interrumpida por la “alergia” del aún gobernador, y es que se escucha como este explica que le sangra la nariz, mientras hace algunas reflexiones.
Andrés Granier: ¿Te sentaste con Andrade… a cenar? (ruido ambiente)... ya estoy sangrando, por la alergia, la alergia. Lo importante de un ser humano, mas allá del puesto que ocupa, es que su pasado no lo puede olvidar y que, estoy sangrando.
Emmanuel Sibilla: En la parte final de la plática el entonces gobernador, reflexiona brevemente sobre algunos colaboradores cercanos con los que se dice molesto porque no lo han entendido del todo, aunque no precisa nombres de estos. Ya no se capta la mayor parte de sus comentarios que termina haciendo mientras se atiende en sangrado nasal.

URL corto: http://bit.ly/1RZG8Jn